60 Horas en las Antípodas

Mal la auto evaluación pero me gusta el título de este post que retrata la visita expedita a Irlanda por exactamente 60 horas, 2 días y medio que los supe usar laboral y personalmente.

Como dato curioso para poder estar esas 60 horas en Dublín invertí la misma cantidad de tiempo en salir y regresar a Brisbane. Lo he dicho antes, pero Dios es que Australia realmente esta lejos de todo. Sin mencionar que cada vez disfruto menos enlatarme por tantas horas en un avión.

Es cierto, para los puristas las antípodas de Australia no es Irlanda, de hecho el punto opuesto en el globo terráqueo de Brisbane es algún punto en el Atlántico, pero lo que no se viaja al oeste se compensa muy bien viajando esa distancia al norte.

A pesar del tiempo dedicado al trayecto la estancia en Dublín fue intensa pero placentera. Llegué un domingo a las 9 de la mañana, me registré en el hotel a las 10 am y a las 10:30 am estaba en la calle con mapa en mano. Dublín me gusto mucho, es limpio, ordenado y su gente me pareció amable. No es que haya visto mucho pero encaja en esas comparaciones que he realizado anteriormente entre países vecinos y muy similares, donde la mayor diferencia es que uno es grande y el otro pequeño como es el caso de Argentina – Uruguay y Australia – Nueva Zelanda. Dublín me pareció una versión mas pequeña, pero muy auténtica y acogedora de Londres. Por supuesto que generalizar en una visita tan corta es muy arriesgado, así que el comentario va en base a la primera impresión de esas pocas horas vividas en las calles de la ciudad.

Felizmente esa tarde de domingo coincidió la carrera de Fórmula Uno en Barcelona y la despedida de Sir Alex Ferguson al frente del Manchester United. Ambos eventos los disfruté en distintos pero auténticos pubs irlandeses y lo que es aún mejor en horario amigablemente vespertino.

Lo dicho , visita corta, placentera y productiva la cual incluyó al final una alegre ronda de cerveza Guinness la cual concluyó apenas a tiempo para poder llegar al aeropuerto el martes y despegar exactamente a las 9 de la noche, cumpliendo con ello mis 60 horas en una de las ciudades que están más lejos de casa.

F1 Shanghai

Y fue así que coyunturalmente llegué a Shanghai. Si no le entiende lea el post anterior.

A China llegué a trabajar. Yo no lo pedí, tampoco puse los motivos, simplemente se presentó esas casualidades de la vida que hicieron que tiempo y espacio coincidieran para poder ir al gran premio de Shanghai.

No quiere decir que la logística fuera automática. Tiene su chiste moverse para un no mandarín parlante de Beijing a Shanghai. Aunque a China había llegado con boleto, hotel y vuelo de regreso de Shanghai a Beijing, la llegada a Shanghai no estaba resuelta. Quería experimentar la última gran obra de la ingeniería china, el tren rápido de Beijing a Shanghai. Casi 1500 kilómetros hechos en menos de 5 horas aún con 10 paradas en el camino. El tren avanza suavemente en un promedio de 300 km/h y es una buena oportunidad de ver la campiña china. A pesar que los chinos no la ponen fácil logré conseguir el boleto. Fue en base a punta de señas y buena voluntad de ambas partes del mostrador que logré el deseado boletito.

Beijing y Shanghai son como hermanos, el primero es primogénito, el segundo como buen segundo goza de la no-responsabilidad de no ser el primero. Beijing es serio, organizado, majestuoso, culturalmente apropiado y digno. La plaza de Tiananmen guarda los poderes políticos, la ciudad prohibida comprime su milenaria historia en 720,000 m2 y la muralla china es un simple recordatorio de la testarudez de este pueblo que puede mover masas (y piedras) para lograr lo que sea, así sea mandar a su nacional 53 años después al espacio.

Shanghai es descarada, tiene luz y vida no por nada es la capital financiera de este país. El Pudong, su zona financiera y moderna, es un Manhattan en Oriente. Un Manhattan construido de la nada, con una planeación y urbanismo perfecto que evoca un área futurista aunque ese futuro pareciera inspirado por la caricatura de los supersónicos y viendo al futuro desde los años 60s.

Así fue que después de una semana de trabajo en Beijing me fui en tren a Shanghai para ver la F1. Aunque las comparaciones son odiosas no puedo dejar de poner el Grand Prix de Australia contra el de China frente a frente. Para hacerla fácil y resumida los pros de uno son los cons del otro.

Los pros del Grand Prix de China

– El diseño del circuito es espectacular. Las tribunas son altas y te permite ver acción en 70% del trazado.
– Mas pantallas gigantes donde seguir la carrera
… y ya no tengo mas pros!

Los cons

– No hay suficiente actividad extra pista. Los australianos llenan 4 días con conciertos, exhibiciones y demás actividades “off track”
– Nadie respeta los espacios. Se sientan en los pasillos y se paran en las varandas de la primera fila. Toca ver el evento de pie.
– Está a 45 minutos del centro de la ciudad con un solo transporte público, la línea 11 del metro. Llegar y salir requiere planeación y paciencia.
– No hay frecuencia FM para seguir la carrera en Inglés con los auriculares.

Pero de ser honesto los pro compensa muy bien los cons. En Australia la acción se limita muy cerca a nivel del piso lo cual es natural ya que Albert Park es acondicionada como pista de carrera. Los australianos compensan esto con la diversidad de actividades extra pista que realmente puede llenar la agenda a cualquiera.

En cuanto a la competencia el desempeño de Sergio “Checo” Perez y Esteban Gutierrez fue casi una copia al carbón de Australia, no hubo ni siquiera un punto rescatado para celebrar.

Para los tenochcas convocados en el Shanghai International Circuit no amedrentamos nuestro gregario gusto de echar la chorcha en la bola. Así fueran estudiantes de comercio internacional, profesionales trabajando en la industria automotriz, familias de expatriados o como yo almas perdidas que vinieron exclusivamente al evento deportivo, todos compartieron a su manera la mexicanidad con un servidor. Es increíble lo que puede venir después de un “Quibo Paisano” y la obligada pregunta subsecuente es “De donde eres?”. A pesar de lo duro, corrijo, de lo tupido que nos ha tocado en los últimos años, seguimos acercándonos en el extranjero sin pensar mucho en los antecedentes políticos, económicos y hasta judiciales cosa que en el terruño nacional hoy en día es impensable darle los mínimos datos a un extraño, al menos acá en China todos nos movemos con la guardia baja.

Es así que un evento netamente deportivo termine para mi, un sociólogo y antropólogo frustrado como un fenómeno social.

Quedo feliz, es una joya ver un pedacito de historia en lugares remotos y compartir por minutos con los extraños y casi todos afables conacionales y ver a través de su prisma lo que yo dejé hace casi 10 años atrás.

F1 Melbourne

Se llegó otra cita con el destino y humildemente dicho con la buena planeación. Con boletos en mano, desde julio del 2012 había hecho las reservas de vuelos y habitaciones para marzo del 2013, una vez más en Melbourne pero el evento no era tenis, era mi (nuestra) inauguración en Fórmula 1.

Generalmente hago camino exploratorio antes de involucrar a la tribu en andanzas como esta pero una ingenua confianza ciega los llevó a seguirme los pasos en un nueva aventura deportiva.

Existe una palabra que por un tiempo se puso muy de moda en México se escuchaba muy frecuentemente en el ámbito político y por ende en la prensa al citarlos. No encuentro mejor palabra para describir porque terminé en marzo del 2013 en Melbourne viendo el inicio de la temporada de la Fórmula 1, la palabra mágica es “coyuntural”.

Es coyuntural, que hay dos mexicanos por primera vez en muchos años en la Fórmula 1, es coyuntural que uno de ellos está en uno de los equipos mas competitivos del máximo circuito y es coyuntural que Melbourne está a 2 horas de avión de mi casa. Sin embargo, admito que no es coyuntural mi enferma obsesión de envolverme en el lábaro patrio cuando el orgullo y la ambición deportiva mexicana me pasa de cerca ( y a veces también de lejos). El punto que era una cita deportivamente histórica que no podía dejar pasar.

Exáctamente 6 semanas después del Australia Open, estábamos de regreso en Melbourne. Esta vez dejamos las raquetas y nos enfundamos en camisas llenas de patrocinadores, los colores de pelea eran los de McLaren por Sergio Perez y los de Sauber por Esteban Gutierrez.

Siendo nuevos en el mundo del automovilismo paso unos pequeños tips si quieren asistir a este evento en Australia, aunque algunos aplican para cualquier parte del mundo. Estos son los mandamientos:

– Primero, será ruidosamente insoportable, necesitarán protectores para los oídos sin excepción, si van con niños que sean de los mejores.
– Segundo, caminarás y caminarás, si quieres vivir el evento. Afuera de la pista hay mucho por ver y hacer. Conciertos, acrobacias, exhibiciones, comida y bebida.
– Tercero, irás preparado a todo tipo de clima. Esto no es por la carrera per se. Esto es Melbourne.
– Cuarto, pagarás el doble por los insumos adentro. Sí también acá abusan del bolsillo del fanático.
– Quinto, hospédate en un hotel a contramano del centro de Melbourne. Fue nuestro caso y podíamos estar de regreso en nuestras habitaciones en 30 mins.

Siendo la primera vez quisimos vivir la experiencia a plenitud. Esto tuvo su precio y nos fumamos la lluvia y el frío del sábado. Cuando todo mundo había abandonado esperanzas el charrumaco y yo habíamos arrastrado a la Ariana Madre a un día de helada, hambre y ventosa humedad que terminó con la cancelación de la sesión de calificación. Nada bueno para poder impresionar y negociar un futuro retorno.

Los resultados deportivos ahí quedaron, no hubo mucho para festejar pero la experiencia la vivimos a plenitud de jueves a domingo. En lo familiar fue una linda experiencia a pesar que nuestro barrio de hospedaje me hizo ver el primer travesti en Australia en 5 años. EL charrumaco solo apuntó a decir, mira mamá ahí va una suripanta. Entre eso y recomendar a la Adriana Madre un modelito de una vitrina de un adult shop asegurándole el éxito en la sociedad Queenslander, no hubo mayores daños a la moral.

Con todo y todo, así de trompicado, quedé picado y el destino me puso en el plato otro gran premio esta vez en Shanghai, título del siguiente post. Después de todo no le pido a Dios que me de sino que me ponga donde hay o como dirían los políticos en México es tan solo coyuntural.

Videos time-lapse de Brisbane y Australia

Bueno, mañana exactamente Abril 4 del 2013 cumplo todos los requerimientos de tiempo exigidos por la cangurera ley para aplicar a la koala-ciudadania. Mi negra intención es aplicar ya antes que se arrepientan.  Para celebrar la planeación del hecho, porque a decir verdad no he hecho nada aún, aqui van dos videitos el primero mostrando el actual hogar, Brisbane y el segundo el país completo. Ambos están elaborado con la técnica del time-lapse que a mi siempre me ha gustado. Enjoy.

Brisbane Hyperlapse 2013 (Timelapse HD) from Daduxio on Vimeo.

A year through my window from Boilerhum on Vimeo.

Jugando con la Ceguera

Cerveza casera San Nacho Cohurimpo PaleGatos, deportes y viajes son sustantivos en lo que deposito mis mundanos placeres personales, pero si debo ser honesto falta unos más, uno que inegáblemente le pone un sazón especial a eventos y momentos, el cuarto miembro hedonístico de mis placeres es la cerveza. No el vino, ya sea en alguna de sus presentaciones, carmesi, blanco, rosado o verde; no el licor, sea de malta, centeno o maguey y no los azucarados cocteles.  Lo mio, lo mio es la amargura de una cerveza.

Puede ser porter, ale, lager, pilsner, stout, pale ale, india pale ale para todas tengo y todas tienen un lugar especial en este maltero corazón.  Mi gusto, casi pasión por esta bebida ambarina, me hace un osado catador cervecero, soy un confeso coleccionista de sus sabores.

Mi último paso en búsqueda de la ámbar iluminación, fue empezar a preparar mis propios sabores,  al fermentar, embotellar y degustar mis propias recetas.

Soy un neófito del asunto, pero entusiasmo hay. Como todo camino al zen tengo mi guía espiritual, mi sensei, el pastor cervecero que me ha enseñado el arte y el secreto bacterial de los azúcares, la levadura y el subsequente alcohol. Ha sido Dago en Australia el que me ha llevado por los senderos de la rebeldía cervecera y me ha liberado del convencionalismo comercial de las marcas tradicionales. Siguiendo sus pasos he tenido aciertos y fallos pero como todas la sudé, todas las tomo.

Las recetas no dejan de ser originales pues los procesos de coción y las temperaturas de fermentación varian de las recetas y con eso en mente y con ganas de retar la propiedad intelectual, me atreví a bautizar las 2 cervezas producidas hasta el momento como Tetanchopo y Cohurimpo. Los barrios de nacimiento de mis padres, después de todo, todo inicio con ellos. Salud!

No Hay Nada Como Nuestro Juego

El Footy, como popularmente se le conoce en Australia, no existe en otro lugar y esta sin duda entre tres primeros lugares de popularidad y audiencia compitiendo con el Rugby y el Cricket.

Se viene una nueva temporada y me pareció muy bueno el comercial mostrando las excentrecidades de este deporte ante los ojos del resto del mundo. Saben que es inusual, les gusta y lo que es mejor lo presumen. A mi me gusta.

Enero en Australia, Enero de Tenis

En este país amante de los deportes y competencia en general, es tradicional que en enero se respira, se come y se vive tenis. Aunque Australia esta lejos de sus días de gloria, los aussies son grandes aficionados al deporte blanco no por nada son anfitriones de uno de los cuatro torneos más importante de este deporte en el mundo, el Australia Open.

Habiendo asistido por primera vez en el 2010 quería repetir a toda costa la experiencia. Los planes iniciaron con 9 meses de anticipación. En mayo del 2012 pagué boletos de avión y la estadía en Melbourne. Con el aprendizaje de haber estado 3 años antes me registré (pagando su respectiva cuota) en la Asociación Australiana de Tenis, todo esto para tener acceso a la compra de los boletos en Agosto, anticipándome 2 meses a la venta al público que es en Octubre. El plan era sencillo la Ariana Madre, el Charrumaco y un servidor iríamos a los cuartos de final, que es el martes y miércoles de la segunda semana del torneo. Con esto me aseguraba ver a los mejores 8 en ambas ramas, varonil y femenil. Adicionalmente por mi cuenta había comprado boletos para la sesión vespertina del domingo y todo el día del lunes anterior a la sesión de cuartos de final. Fueron 4 días donde mi hogar fue el Rod Laver Arena, la cancha central del torneo.

Sólo puedo decir que cada dolaruco invertido valió la pena. El domingo llegando me recibió Djokovic y Wawrinka con un partido de 5 sets y 5 horas. Que poca consideración de gente de tenernos con el alma en vilo hasta las 1:45 am. Pero es uno de esos lindos placeres masoquistas que te ofrece el tenis. Hubo otro par de partidos a 5 sets entre Roger Federer contra Jo Wilfried Tsonga y entre dos miembros de los llamados “Armada Española”, David Ferrer contra Nicolas Almagro, todo un deleite ambos encuentros. En la rama femenil vimos como una “picudita” jovencita de 19 años, Sloan Stephens, se echó al plato a su ídola Serena Williams en 3 peleados sets donde hubo de todo incluido un tremendo berrinche de la Williams al destrozar la raqueta en medio de su frustración. Es que el tenis tiene eso, no puedes culpar a nadie, si pierdes es solo por tu culpa, por tus propios errores o porque simplemente tu contrario es mejor que tu, (generalmente es combinación de ambas cosas). Abajo el video de la escenita brindada por la Williams.

La Ariana Madre y EL Charrumaco aguantaron estoicos las largas jornadas, en los reducidos espacios del Rod Laver Arena. Para mi sorpresa el “señorito” no se quejó de los 3 kms que caminábamos en cada su ida y su vuelta desde el hotel . Vale decir que la caminata era a lo largo del Rio Yarra así que había para entretenerse.

Sirvió el campamento deportivo que el charrumaco tuvó en las 6 semanas previas, una de ellas incluyó un intensivo de tenis. Eso de dejarlo a las 8 de la mañana y recogerlo a las 5 pm pagó frutos. Claro que el primer día de la semana al recogerlo después de un día de 36 grados, lo vi sentado acomodando pelotas de tenis en una canasta, al ver que me acercaba, apenas levantó el rostro y me lanzó una mirada con un movimiento de reprobación que leí como “que poca madre la tuya de abandonarme todo el día en este calor”. Con todo y todo en la mañana siguiente estaba de pie y listo para ir de nuevo.

Esos campamentos de tenis y los partidos que fuimos en el torneo del Brisbane International donde asistieron 8 de las primeras 10 del ranking femenil y el campeón del US Open Andy Murray marcaron el camino para Melbourne.

Es literalmente un lujo tener cerca tales eventos deportivos y aunque es una actividad lúdica ha ayudado mucho a la adaptación en esta vida austral. No hay dinero para volver cada año, pero si hay salud y disposición de él de arriba, volveremos.

En Busca del Último de los Dodos

En esta vida de contrastes, en el mismo viaje que me llevó a una forzada abstención en el Este de Africa, la siguiente parada fue Puerto Luis, en la paradisiaca y remota isla de Mauricio. Si en el post anterior tuvieron dificultad para ubicar Sudán, pues Mauricio representará un reto extra. Esta pequeña isla se encuentra en el Océano Índico basicamente lejos de todo.

La isla no tiene habitantes originales, la colonizaron primero los holandeses y como era la costumbre en esas épocas se la pelearon con varios y al final quedó en la canasta francesa de colonias. A pesar de su lejanía se las arregló para prosperar, aunque en el proceso cayeron algunas víctimas entre ellas el famoso Dodo. Sí, el pájaro de las caricaturas no es una invención, existió como animal endémico de la Isla de Mauricio.

Actualmente Mauricio es principalmente un centro vacacional y no es para menos pues es una isla de arenas blancas y mar turquesa. En el vuelo de llegada y a pesar de que yo ya tengo mi buen kilometraje andado y no ser precisamente un mozalbete, rompía la media de la edad de los pasajeros del avión. Bueno, es fácil hacerlo cuando esa media debía andar por los 65 años. Siendo principios del invierno boreal, el avión venía con una “parvada” de viejitos europeos dispuestos a pasarla de forma más que calurosa en la ecuatorial Mauricio.

Mauricio es un centro tecnológico (Call centers), financiero (paraíso fiscal) y turístico. Es aquí donde tienen su ventaja competitiva, su población en su gran mayoría es trilingüe. Frances, Criole e Ingles, con esto se las han arreglado para atraer inversiones y hacer de esta pequeña piedra en el mar ( la puedes recorrer de sus puntos más extremos en 2 horas en auto ) un punto estratégico para las comunicaciones y un atractivo turístico para Europa, Africa y el Medio Oriente.

En la transición entre Sudán y Mauricio, la tenía clara, había que ganar días al fin de semana llegando lo más pronto posible a Mauricio. Una vez establecido renté un auto que me permitió una extensa exploración del país y sus playas. Aunque por momentos las carreteras del interior de la isla me hacían sentir que estaba en un rally, donde participaban motociclistas suicidas y camiones kamikazes cargadas de caña de azúcar, la experiencia fue por demás intensa. En el otro extremo, en las carreteras a lo largo de la playa, participé en lentas e involuntarias manifestaciones políticas en apoyo a candidatos que estaban en campaña. No puedo dar muchos detalles pero eran los blancos contra los colorados, los cuales estos últimos me pasaron un seis de cerveza de carro a carro como pago de mi desaforado apoyo al candidato :).

Aunque las playas no son mi fuerte, la pasé bien. El hecho de saberse remoto te pone con la guardia un poco más baja y de un humor diferente y aunque el viaje era de trabajo, inicié la visita con un fin de semana libre lo cual le dio un saborcito de mini vacaciones. Fue en este remoto lugar que di por terminada mi agenda viajera del 2012. Veamos que depara el 2013.

Sudándola en Sudán

En esto de los viajes siempre he sido claro, no voy, me llevan. Con la única excepción de Bolivia y España el resto de las paradas internacionales han sido por mandato Por esta razón no tengo en la lista ciudades como Nueva York, Roma, Mónaco y Niza. En su lugar los puntos en mi mapa están marcados por lugares como Ulán Bator, Maputo, Abuja y Accra. El último ejemplo a esa lista de lugares que no son el hogar del jet set internacional, es Jartum.

Jartum es la capital de Sudán y la razón que no sale en las ofertas y paquetes de viajes se puede resumir en dos pero muy importantes razones. Primero, sufre de un embargo férreo por parte de los Estados Unidos. Segundo, porque  se encuentran en conflicto armado en partes de sus territorio. 

EL país viene de una agenda política muy intensa. Tan sólo hace 2 años (Julio del 2011 ) a través de un plebiscito el país se dividió en 2, dando paso a la República de Sudán del Sur. La separación se debio a diferencias primordialmente religiosas. Mientras el país del norte es musulmán el sur es cristiano. Es increíble que aún a estas alturas el colonialismo del siglo XIX que creó naciones sin considerar los aspectos culturales, étnicos y religiosos siga teniendo sus consecuencias.

Como a mi me gusta el mitote geopolítico, tenía muy claro en donde me metía cuando el patrón me dijo  "te me pelas pa Sudán". El tema del embargo, como se dice en el argot de la diplomacia, me venia "guango", aunque corro el riesgo que me retachen los gringos en cualquier intento de entrar a su país . El tema del conflicto armado, pues ahí si le tenia que pensar un poquito… pero poquito nada más.

Así que a finales de Noviembre del año pasado puse pie en la República del Sudán.  A pesar de los deberes laborales me las arreglé para escaparme y explorar Jartum. Mi primera impresión fue buena pues hay bastante inversión en infraestructura, es evidente por los diferentes construcciones que se ven en la cuidad y señal que hay dinero circulando. 

Sin embargo, no hay nada hecho ni estan preparados para el turismo, a pesar de que la ciudad podría explotarlos muy bien. La razón debe ser simple, ellos no esperan ser visitados. Esto es a pesar que en Jartum cuentan con buenos atractivos, como mezquitas, museos, mercados y tal vez lo mas característico de esta capital que es el lugar donde el Nilo Blanco que nace en el lago Victoria en Tanzania y el Nilo Azul que nace en el lago Tana en Etiopía convergen y crean el Nilo que finalmente cruza Egipto y desemboca en el Mediterráneo.

Otro ejemplo es el modesto museo nacional donde tienen una interesante exhibición de los vestigios de la cultura egipcia y nubia que se desarrollo en estas tierras. Pero lo que llamó mas mi atención en este museo es que cuentan con un patrimonio que no he visto en ningún otro lugar.  El gobierno en busca de propiciar la agricultura en el norte del país durante los años 60s construyó una serie de 4 presas, las cuales por consecuencias inundarían antiguos pueblos y ciudades que se habían asentado en la laderas del río Nilo desde hace cientos de años. En algunos de estos pueblos aún estaban en pie iglesias y misiones cristianas del siglo VIII y IX. Estas iglesias contaban en sus paredes con frescos con figuras cristianas de la época, como ángeles, santos, cristos, etc. Para preservarlos removieron las paredes de las iglesias con el apoyo de la Unesco y ahora éstas son exhibidas en el museo nacional de Sudán en Jartum.

Cambiando al tema del embargo esta tiene sus consecuencias interesantes pues no existe transacciones internacionales bancarias, es decir, tu tarjeta de debito/crédito no te sirve de nada, todo es en efectivo. Pero cuanto cuestan las cosas en Sudan ? cuanto me cuesta un taxi, un sandwich, una chela. ?  Para no alargar mucho el post, me aboco a la última pregunta.  Una chela en Sudán no cuesta nada, pues no hay!. El consumo de alcohol en el país está prohibido.  La pena es simple pero contundente, te agarran a latigazos, y luego se preguntan porque nadie va ?.

Ya en serio, a pesar de un latente conflicto armado que se puede extender a la capital, la inexistente infraestructura turística, la imposibilidad de pagar electrónicamente y de su conservadurismo religiosa la ciudad no es hostil y como extranjero te permite caminarla, tal vez algún día, ese aislamiento que es aceptado por ellos cambie y puedan compartir su cultura y atractivos más generosamente.

DIRECTO AL SUR

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE